miércoles, 31 de julio de 2013

El canto encendido






Si yo pudiera, si alguien pudiera
regresar al agua o la tierra
o al diminuto alce
que besa la cresta de la colina.
Si yo pudiera volver
a los restos del naufragio
y recoger, de la olas,
la indiferencia de la espuma,
el canto de la reina sirena
que expande su lírica
por la amarga soledad de las rocas.
Recorrer todas las calles perdidas
entre las tardes que braman al crepúsculo.
Si yo pudiera mantener sobre mi pecho
mi cántico encendido,
o el horizonte que lame la luna
o el barco a lo lejos
que sostiene, a duras penas,
la luz de las vocales.
Si yo pudiera ¡ay! Si yo pudiera
regresar del mar
la dulce canción de tu boca.

José Cercas

viernes, 19 de julio de 2013

CUANDO TODO ES VIDA




Cuando todo es vida:
sobre los ojos danza el barro 
y el sufrimiento en forma de lágrima;
la hoja calcinada ofrece su vientre de estaño,
y en la batalla, el tanque, labra la tierra,
abre el surco de la aceituna
y hace crecer el olivo al son del martillo.

Cuando todo es vida:
todo es aire y esperma,
y olas que braman detrás de los acantilados,
y besos en las calles,
y lágrimas que alcanzan la miel de la luna.

Cuando todo es vida:
siempre nace ¡ay! siempre a lo lejos:
los ojos de la naturaleza
besando la luz de los cañizos;
los peces rompiendo en aguas
el parto de los manglares;
la voz secreta de hombres y mujeres
que reunidos para el te quiero,
aman sílabas ardientes detrás de la poesía,
y las manos levantadas para libar en el fruto
en las siete maravillas de los cuerpos.

Cuando todo es vida,
se que entre tú y yo,
quedan nuestros besos.

martes, 16 de julio de 2013

ASÍ LA ESPAÑA QUE TE CUENTO (Canto de un poeta muy cabreado)



ASÍ LA ESPAÑA QUE TE CUENTO
(Canto de un poeta muy cabreado)


Así la España de mi España:
Como un cielo de auroras rotas
mecidas por el canto juvenil de la oferta.
Como un cielo de lenguas zafias
que liban la sangre de la luna.
Como un cielo de hipotecas, todas al unísono,
demandando la cruda realidad de los banqueros.
Como un cielo de antenas televisivas
anunciando las generaciones
de los mártires del compadreo y sus miserias.

En esta España de mi España:
Va la vida rondando escaleras abajo,
buscando en los bolsillos del otro
el arca de la alianza, el cáliz de la avidez,
y las oportunidades que lanzan los centro del improperio.
Más hipotecas, más inmundicias,
que pagaran los nietos de los nietos.
Más risas detrás de las enjauladas cristaleras.
Más viajes a Suiza de las cuatro estaciones,
la de las cuentas que te cuento.

Así la España de mi España:
tierra firme golpeada por el mazo del hormigón,
edificios que levantan sus pezuñas hipotecarias,
revistas que anuncian
que el dueño del dinero
es dueño, también, del toro que engendra tu pecho entristecido,
que amanece en ardiente lecho
con la señora de la aventura y la codicia.
Cárceles llenas del pan que canta a la luna,
pechos que se adivinan en las televisiones del vicio.

Así la España de mi España:
Con herida profunda
libada por la crisis que genera el fango del banquero,
políticos que gritan en la cacería
que la culpa es tuya, solo tuya
por ser pueblo.
Mientras ellos esnifan, entre sus sobres,

la vieja herida, siempre abierta, del obrero.

Así la España de mi España:
Así la España que te cuento.


viernes, 12 de julio de 2013

Bautismo de fuego





Mientras en este país se siga publicando más por la calidad de la amistad que por la calidad del escritor, nuestra literatura seguirá estando herida de muerte.

lunes, 8 de julio de 2013

ELEGÍA A ELOY CERCAS.







Yo vi como una fuente brotaba de la tierra,
como una columna de agua y espuma
bailaba entre las rocas azules de la mañana.
Yo vi como una fuente besaba la tierra.

Un calmo lirio en sus orillas 
buscaba, en el aire, el reposo de la abeja:
la calma de la lluvia
la alegría de la primavera.
Yo vi una fuente anunciar el arcoiris de la tierra:

la vi deslizarse por los ojos silentes de los besos
sobre la arena blanca,
La vi perderse en los bosquedales
para aplacar la sed de las madreselvas.,
Yo vi una fuente al lado de la tierra.

En el otoño, la hoja y el beso de los jazmines,
la flor que eleva su cuello de nube
y la sílaba buscando entre los labios
el perdido sabor de la primavera.
Yo vi una fuente en los vocablos de la tierra.

Luego el invierno que se lleva las orillas,
luego la flor en los escaparates
luego la memoria buscando su parte de ola.
Yo vi una fuente despedirse de la tierra.


domingo, 7 de julio de 2013

A CÁCERES

Hace muchos años, tantos que la memoria me juega malas pasadas. Sentado en la parte antigua de Cáceres y sabiendo que iba a tardar mucho en volver a sumar el tacto de sus historicas piedras, con él mío, pobre, triste y aventurero, como siempre. Escribí este poema.


A CÁCERES

¿Quién acallará tu llanto de luna,
tu lamento de piedra milenaria?
¿tal vez la sombra donde se tiende mi dolor,
donde la razón pena
en la cosecha de las mieses?
Ciudad escrita en parpadeos,
ciudad de la espiga y el granito,
surgida del arte de los canteros,
donde la hiedra esculpe la esperanza
de aquellas tierras del cóndor y los ponientes;
Ciudad musical, lágrima de los arpegios,
Golfines en las alturas donde maduran los sueños,
ciudad fundadora de soles,
torres que infinitas cubren los aires,
campanarios nacidos en los amaneceres,
bronces lanzados al vuelo.
Perpetua primavera te puebla de rosas.
Vuelve la tierra callada a parpadear
y Cáceres, ciudad de leyenda y asombro,
ante la historia se detiene.

viernes, 5 de julio de 2013

A esos recuerdos de juventud que tantos suspiros nos dejan


Recuerdo, las calles cubiertas de sueños,
la sonrisa de un niño que quiso ser poeta,
y al caballero andante combatiendo el mal
en las sosegadas tardes del trigo.
Recuerdo, los astros musicales del verano,
la estructura de los senderos,
el primer beso… la primavera.
Recuerdo, los pechos de ella
tomando conciencia del tacto,
la laguna de mi pueblo, el barro de sus orillas,
y una verbena de astros lamiendo el horizonte.
Recuerdo, los ojos ardientes de la luna,
la calle,
la sonrisa,
el verano,
el primer poema,
los pechos, la laguna y a ella…
ella siempre, ella amándome a pesar de todo.
A pesar de todos, ella amando, mi figura de niebla.