domingo, 30 de junio de 2013

Presentación de Oxígeno en Madrid

Después de una buenísima cena


Emilio José nos cantó algunas de sus canciones más conocidas 
y otras de un nuevo repertorio
Amalia, fabulosa actriz y rapsoda recitó alguno de mis poemas.


Después del recital, teníamos que reponer fuerzas

Las fotos de rigor

Dando todo por la poesía

Un público  entregado: ¿que más pedir?


jueves, 27 de junio de 2013

A MI MADRE BAJO SU VIEJO NARANJO



Madre, es tan grande mi pena por verte envejecer,
caer hacia la luz difícil que en los años derramas.

Cada día te veo, asomar bajo la sombra del naranjo
que pronto retornará a la flor y los azahares
de otras primaveras.

Cada día te veo esconder tu frágil arquitectura
al abrigo de una sonrisa lamida por el tiempo y los aguaceros.


Cada día te veo, esconder la lágrima débil
en el surco de aquel día, que más alejado que este,
te marcó de ausencias.

Cada día te veo encogerte bajo el dedo invierno
que retomará su camino
por las sutiles labios de la tierra.

-Madre, es tan grande mi pena por verte envejecer-


martes, 25 de junio de 2013

OS CONVOCO BAJO LA LUNA. A ELENA PÉREZ





Os convoco, labios de Judea, 
versos que en oriente
se despeinan bajo la luna.

Os convoco, durmientes de la aurora,
cantores que pierden la lírica
en la nocturna voz del beso.
Besos que generan las risas de los niños,
los labios del aplomo.

Venid junto a nosotros,
os convoco para ello.
Venid con la lluvia que alimenta el trigo,
pintad de luz la mañana,
de azul el color del disparo
y de besos, pintad los te quiero.
Os convoco para ello.

Os convoco para ser parte de la alegría,
Parte de la vida que generan las épocas.
Os convoco bajo la luna.
Venid. Os convoco para ello.

viernes, 21 de junio de 2013

VERANO


Foto de Fran de la Cruz



El verano viene a besarte en la boca
buscando, en tus pupilas,
el color del mar y tus aguas
que, como balcones de lágrimas,
se deslizan salvajes
por los acantilados del llanto,
rompiendo contra ti,
navegando por los besos dulces,
que atracan en tu sonrisa.
El verano vuela y alimenta aguas evaporadas,
en una noche profunda que en tu voz despierta.
cuando los besos toman el camino de los gemidos,
con la profundidad callada del te quiero,
El verano es la nocturna ira de tu boca,
es tu piel donde brota la lluvia
que recorre el sabor de tus orillas;
es el crepúsculo que derrota la tarde
y la aventurera brisa que inunda tu ser.

jueves, 20 de junio de 2013

MANIFIESTO



Yo no juzgo al ciudadano en su rebeldía,
ni las noches de verano,
ni los días azules que asoman por mi ventana,
ni al canto del gallo,
ni al chirriante motor de las camionetas
que pasan vendiendo
los productos más frescos del día.
No juzgo las calles desiertas del frío
llamando al orden, a la impenitente bruma
que asoma su inmaterial cuerpo
como alma fiel, como alma errante,
ni al labriego que se pierde en el horizonte,
ni al panadero gritando en las travesías,
“El pan es de hoy, el de mañana Dios dirá”
Yo no juzgo la pena de la campana
cuando, triste, entona la letanía del difunto,
ni al alcalde con sonrisa al vuelo,
ni a sus hechos, al vuelo con su sonrisa.
Tampoco a la pareja que pasa
buscando la calma de los olivares,
ni a los partidos políticos,
que nos recuerdan cada cuatro años
que un pueblo, perdido en un valle, existe.
Yo juzgo a la vida que pasa,
que se aleja, infiel, de nuestras casas.

lunes, 17 de junio de 2013

PONGAMOS QUE HABLO DE POLÍTICA







Oigo, escucho y veo a los políticos, hablar del mundo y sus miserias. Solo con poner un poco de atención, sabes o intuyes a que partido representan, no les hace falta logotipos y banderitas al uso, con sus colores al son de sus historias. 
Todos tienen sus axiomas bíblicos, “la culpa es de Zapatero” no, hombre, no," la culpa la tiene el de las Azores", con sus ladrillos y sus hipotecas cubiertas de hormigón; o el Felipe de los bonsáis.
Todos siguen las directrices marcadas por viejos ordenadores, “digo bien lo de ordenadores” que los inyectan en sus autómatas cerebros, eslóganes y leyendas del “tu más”.

Os juro, sinceramente que me entran unas ganas de gritarles a la cara: ¡joder, cambiar el puto sistema operativo! Y si queréis ser políticos como otros son filibusteros, o capitanes de fragatas en los mares del sur, pues serlo, pero ojo, seguir las pautas que os marque el pueblo, no la tediosa ideología que os dicta los señores del dinero. Amén.

sábado, 15 de junio de 2013

NO ESTARÁ SILENTE MI VOZ


En Siria, en medio de una avenida,
hay un niño cubierto de sangre;
es un niño igual a todos
los niños del mundo.
Este, está cubierto de fuego
pero tiene los ojos fríos.
Este, está cubierto de espanto
y tiene la voz grave del combate.
Este, está cubierto de odio.

En Siria hay un niño
que juega a ser soldado
y mata con su fusil blanco.
Mata con sus sedientos labios.
Mata, detenidamente, con la voz del gatillo.

En Siria hay un niño que acomete,
la voz antigua de la sangre.
Hay un niño que abandona la tierra
con la grave expresión del disparo.


En Siria hay un niño que muere
bajo los impasibles muros de occidente.

jueves, 13 de junio de 2013

CONVOCO LA PAZ





Dono este poema con toda mi admiración y cariño al proyecto cultural "Iniciativa para una cultura de paz"
Proyecto Avalon.
Convoco, hoy, al hombre que quiere ser libre,
a la mujer que lleva, en las entrañas, un hijo,
al niño que teje, amorosamente, una sonrisa.
Convoco el día donde sueñan los pájaros,
la tierra que alimenta el perfil del forraje;
quedan convocadas las esquinas para el beso.
Convoco las horas venideras,
una a una, nacientes en sus cunas,
una mirada, un gesto y una palabra detenida.
Convoco la libertad, en sus leyes de algodón
y, en los aires, la paz reclamada,
a los mortales que firman con el nombre de la concordia,
al alimento que lleva incrustado en homenaje,
el seudónimo libre del individuo.
Convoco la paz del júbilo y la risa,
la paz izada sobre los hombros,
a Picasso para que pinte su paloma serena,
la paz cubierta de trigo
y un beso cubierto de paz.

domingo, 2 de junio de 2013

¡NUNCA MÁS!



Nunca más, dije.
Nunca más, dijimos.
Será esta, la larga noche de la infamia.
Recordará esta noche la estela, abril, de nuestros cuerpos.
Porque nunca más, dijimos.
Será esta, la voz de los vocabularios,
Retornará, el llanto, a su silente vereda.
Retornará, la ley de los pasos perdidos.
Porque los dos lo dijimos. ¡Nunca más!
No volveremos a la hora de las pronunciaciones.
No volveremos a mirarnos en el beso.
Serán estos, los vocablos que grito:
¡Nunca más!; ¡Nunca más!; ¡Nunca más!