viernes, 20 de diciembre de 2013

VILLANCICO A MI MADRE DORMIDA




Silencio, ya está dormida,
que no la despierte nadie.
Que los caballos de cartón
troten desnudos en las calles.
Que vengan los reyes magos,
vestidos con ricos trajes
y que en el sultán de Persia,
le traiga suntuosos encajes.

Sueña que es una nube 

y una rosa sin puñales 
que trae desde el vuelo
hilos de abril, sedas y collares.

Sueña que la llevan viejos renos,

que los jóvenes huyen del sable.
Sueña que es una vela encendida
que en el invierno arde,
o una manzana de caramelo
vestida de soledades.
Dice que vienen a por ella
los siete querubines del aire.
Que trinan los jilgueros
en las ramas más grandes.
Que vienen a por ella,
que vienen, que ya le traen
los poemas dormidos
los versos de la tarde.

martes, 17 de diciembre de 2013

EL CORAZÓN DE LA ESPADA




Y yo, tonto de mi, 

seguí mandando, mi mano sesgada,
al corazón de su espada.

lunes, 16 de diciembre de 2013

A LA MUJER

A LA PRIMERA MUJER
José Cercas 


Invoco a la primera mujer que llamaron, madre.
A la primera que dijo: “vienes de mí, hijo mío”.
A la primera mujer que marcó, de lágrimas, tu ausencia.
A la primera mujer que inventó la palabra beso.

Invoco a la primera mujer de la tierra,
la primera madre del aire,
a la primera mujer que fue madre de la segunda,
terror de la caricia, carmín del tiempo sobre las mejillas.
Mano protectora que sucumbe ante la lágrima del hijo.

Invoco a la primera mujer que besó,
por primera vez, la frente de la naturaleza.
Que acunó, entre su pecho, la carne de su carne,
que acunó, en su regazo, los labios del tiempo.
A la mujer del trasiego, de la voluntad de vivir,
la de la risa en las alturas, de la última estocada.
Invoco a la primera mujer que acunó la vida.

jueves, 12 de diciembre de 2013

Sobre el mármol

Ya dije que solo sé escribir sobre el mármol,
sobre el frío que, en sus paredes,
ama y sentencia los días ocultos,
sobre las lápidas que un día, acaso igual a tantos,
fueron pisadas por la diosa de la luna.

Sé que es lento, el paso sobre la piedra,
sobre la antigua estructura que abriga el beso,
sobre el cincel que esculpió la noche en su rostro.

Sólo sé escribir sobre el mármol:
sobre el rictus impasible que un día abandonó la tierra,
sobre los ojos abiertos del hierro que pobló su vientre,
sobre los ígneos astros donde fue amada la ira.
Sé de batallas que nunca ocurrieron
y de imperios levantados a los pies de sus muros.
De la piedra antigua que llora bajo el dintel del poniente.
De las cosas que nunca supe decirle: boca a boca.
Como si nada hubiera ocurriendo en el país del frío.
Así es el origen del mármol. Yo tan sólo sé escribir sobre ello.

viernes, 6 de diciembre de 2013

LA NOCHE



Algo me trae la noche de los solsticios,
la noche del cristal roto de las vidrieras,
la noche que sostenía las luces del horizonte,
las nubes despeinadas,
la frialdad del barro en sus cristales,
la rendición de los mendigos.
Todas las puertas de abril.
Todas las puertas de la materia.

Que te llevas de mi, noche impura, noche terca.
Que te llevas de mis manos,
de mis ojos terribles
hundidos en soledad del niño que fui.
De las palabras que pronuncié
en el silencio de la ventisca.
¡Que te llevas!
negrura impropia de la alegría,
vestidos de sedas y negros lirios:
¡Que te llevas!

Algo me trae la noche del grito,
la noche traicionera, que despeña
la posible frialdad del beso.
Mi alma errante,
el cinturón de las constelaciones.

Que te llevas, de mi, ¡ay!.
que me traes de tu reino.

lunes, 2 de diciembre de 2013

PUEBLO INDIGNADO



El pueblo está indignado. No importa, porque ellos: "guerreros de lo ímprobo, Caínes del dinero". Siguen y siguen y siguen, martirizándolo. A costa de promesa de días mejores, a costa de desahucios y penas, a costa de suicidios y desmembramiento familiar de las clases trabajadoras. ¡Cuidado con manifestarse!, ¡cuidado con protestar en la calle! Que yo me llevo esto y te cierro tu local.
El pueblo está indignado. Lo dicen las encuestas, lo dice el mundo entero. Pero estos, porteros del averno, siguen y siguen y siguen. De ese modo, cuando salgan de este patético gobierno, tendrán su trabajito, limpio y bien remunerado, en las grandes empresas. Sí, lo habéis adivinado, esas mismas que engordan las tasas que tú pagarás-. Deben amortizar los favores prestados: ¡Compréndelo!
El pueblo está indignado. ¡No importa! Porque ellos, siguen y siguen y siguen....

viernes, 29 de noviembre de 2013

Frío en el rostro










Sabed de quien en hielo entierra su rostro,
del hombre que calla y enmudece su voz,
del pájaro azul que remonta el vuelo
buscando el trino de las alturas,
del lirio que pierde su color bajo la hierba,
del frío rostro de una mujer que se acomoda en la noche.

Sabed del frío invierno, de las latitudes,
de las manos peinadas por las arrugas,
de los rostros dormidos,
de los rostros que aman la niebla,
de los rostros que guardan bajo siete llaves,
el sabor amargo de la derrota.

Sabed del frío que viene remontando las nubes,
de su níveo pecho que marca las voces de la osadía,
que desnuda la tímida erección de la nieve.


Sabed de este frío sin rostro.
Del bosque que sigue buscando mis lágrimas.
Sabed del frío:
Mientras ella canta a lo lejos.
Mientras en la hoguera crepita su voz de invierno.

martes, 26 de noviembre de 2013

Los días marcados












Ya acontecieron las estaciones, el sonido de la lluvia.
Ahora toca recoger, del suspiro, los restos del naufragio;
los cimientos que dejaron tanto error sobre el tiempo,
marcando, para siempre, la voz de las edades.
La quise sin saber, sin una razón aparente,
como se quiere al verso que ocupa
el abatido corazón de la noche.
Como se quiere la luz que genera
la antigua iluminación del silencio,
el marcado corazón de quien, una vez,
amó para toda la vida.
Todo pasa. Nada prevalece,
todo se desploma y cae
por la imposible levedad del verbo amar.
Ella se fue, como se va todo lo vivido,
igual que pasan y huyen las páginas del calendario,
o las hojas amarillas que tercas, se despeñan del otoño.
Todo pasa, lo dejo por escrito.
Ya vendrán otros días, otras posibilidades,
y abrirán las ventanas del mismo modo,
y navegarán mis versos en sus barcos de espuma
y tal vez se vayan,
o se queden desoyendo la voz de los almendros.
Ya vendrán más besos, parecidos a tantos,
iluminando mi sonrisa, amando nuevamente,
para caer derrotados, en los brazos que un día,
habrá de llevarse... el tiempo.

sábado, 23 de noviembre de 2013

NO HAY PAN PARA TANTO CHORIZO




Si vuelves al puente caído
y a pesar, de su impertinente alarde,
te lanzas al vacío, porque te lo ordena, 
el dedo terrible del dinero.

Si vuelves a parir la pesadilla
que forjó, en tú destino,
parte de la sangre y parte de la pena .
Si no miras otras posibilidades
que esperan llevarte a otra ruta.

Si miras para otro lado:
Cuando el desahucio pase por tu ventana.
Cuando el suicido mande en las aceras.
Cuando el ultraje llame a la puerta del obrero.

No protestes:
cuando el destino te ordene
con la voz del látigo.
Cuando te busque la cuchilla.
Cuando te invada la pena que has abonado.

Mira el camino que tapa la arboleda,
labora la ruta en firme, la voz en grito.
Para que el hijo de tu hijo habite la luz más clara,
Para que el puente sea más firme
y la palabra más pura.

Sigue el camino desnudo, terrenal,
donde las mujeres y los hombres sepan amarse,
donde el beso sea más importante que la condena.
Sigue la ruta de la vida, amigo mío,
Pues de ese modo, sabrás:
¡que habrá más pan para todos y menos chorizos!.

jueves, 21 de noviembre de 2013

¡Cantad alto!

Cuando a vuestros abuelos les bajen las pensiones:
duramente conseguidas a lo largo de años de trabajo.
Cuando a la banca le perdonen la deuda: 
malamente conseguida a lo largo de los años de tu trabajo.
Cuando te nieguen el acceso a la libre enseñanza,
y veas como subvencionan colegios privados.
Cuando te suban las tasas de estudios y te quiten el trabajo.
Cuando te desahucien y te quiten la asistencia sanitaria.
Cuando te quiten la ilusión de vivir 
y veas como tu amigo se suicida.
Cuando todo esto te lleve a las calles a protestar:
¡Cantad alto!:
-Que buenos son los señores policías, que buenos son que nos llevan de excursión-.

martes, 19 de noviembre de 2013

NO TENGAS PRISA




No tengas prisa: Espera
-dejaste escrito detrás de la puerta-.
Aún queda, en mis labios, los restos de tu risa.
No tengas prisa: Espera
Y yo esperé como espera la voz del predio,
como esperaba la casa donde, en otros tiempos,
habitaba tu soledad rodeada de la mía.
No tengas prisa: espera
Y yo esperé, cubierto de bruma,
me tocó el viento de la aurora,
la sangre que dejó la espina, sobre mi piel.
Las calles de aquel Cáceres que tanto añoraba.
No tengas prisa: Espera
Pues aún queda, en mis labios, los restos de tu risa.

domingo, 17 de noviembre de 2013

LIBROS LIBRES






 




En los libros libres se lee la libertad.
La libertad hace volar a los libros.
Los libros hacen pensar en la libertad.
los libros nacen libres, 

la libertad nace de los libros.
Abro libro, quedo libre.

                                                             José Cercas

sábado, 16 de noviembre de 2013

LA MENTIRA


En la calle se agita la mentira, 
el tiempo, como impenitente dragón,
va y viene por aceras rotas.
A todos nos apunta con su boca de fuego.
Todos somos sus elegidos.
Se desliza por las mejillas, la sangre de la tierra,
que lenta y agónica, va descubriendo en las gargantas
las infamias, de cuyos vocablos, se forjan los mentirosos.

En los puertos se agita la bruma,
atracan en sus dársenas, las voces del sudor,
ya no hay nada que decir, todo está dicho.
En el interior de la mentira
destruimos el corazón del pan.
En la humanidad se agita la quimera
nada aconteció, la vida se olvida de que existimos
e invoca con cada paso, la derrota de la verdad.
Pues todo es mentira. Todo mentira. ..¡Mentira ¡

martes, 12 de noviembre de 2013

FLORES MARCHITAS

Mientras yo le escribía poemas de amor. Ella ponía flores sobre mi tumba. A veces me pregunto si ella sabía el valor de los poemas de amor, o si yo conocía el precio de las flores marchitas.



martes, 5 de noviembre de 2013

Vienes



Vienes abriendo los lechos marinos,
las níveas espumas que un día cubrieron tu rostro,
Los ojos que parieron el coro de las dunas.

Vienes,
abriendo las manos que sostienen la voz del gatillo,
las manos del ancla que se aferran al fondo.
las manos que arden escribiendo un poema.

Vienes desde la tarde más lejana, que descubre la noche.
Que abre, en los días de lluvia, la voz terrible del trueno.
Sometida, vienes, como el verbo que nunca supo encontrarte.
Vienes y unges de paz a las bestias de las tinieblas:
Con grisáceas orquídeas que adornan los violines.
Con cucharas de pan que besan los labios de las esquinas.
Con cadenas de leche que esnifan mazapanes.

Eres playa y vienes cubierta de melancolía,
besando las horas más lentas del crepúsculo.
Besando, vienes, las horas de la tarde,
con las manos cubiertas de tintas y espejos,
oliendo la brisa que no pudo lamer el perfume.

Vienes silenciosa, al igual que las estaciones,
frente a frente cubierta de vida.
Sin nada vienes, sin mí: tan siquiera.
Como canción que besa la lenta agonía del enamorado,
como rosa, sin espinas, que dormita en tu vientre.
Vienes, quedamente, amaneciendo detrás de la bruma.
¡Callad!, ¡callad!
Que ya me anuncian el día.

domingo, 3 de noviembre de 2013

DEJA DE QUEJARTE




Cuando me hicieron daño, dije ¡ay!
Entonces, la buena gente, me acusó de escandaloso.
Cuando dije ¡ay! por la injusta acusación, me llamaron quejica. 

Dice la buena gente que no hay que quejarse:

Que el gobierno hace lo que puede.
Que el político hace lo que puede.
Que el disparo hace lo que puede.

Dice la buena gente que vivir, es tan solo una consecuencia del tiempo que nos regala la muerte.
Por tanto, sé un guijarro de río, que al lanzarlo, tan solo espere, el lugar donde aterrice su destino.



jueves, 31 de octubre de 2013

UN DÍA LEÍ SOBRE EL HOMBRE

Un día leí sobre el hombre cuando era hombre,
cuando vivía en la callada soledad del vocabulario.

Dicen que al sur de los océanos extendía su imperio
hasta el origen de las fuentes más antiguas del llanto.

Que al norte reinaban las mariposas y la risa,
que el buey pastaba el más tierno follaje,
que los abedules cantaban al son de la luz,
que era el arco-iris naciente de las lluvias del cielo,
y que la noche buscaba el caudal de los manantiales.

Un día leí sobre del hombre:
Que pensó en comer la carne de los animales.
Pensó que la sangre era suya y la tomó como propia.
Pensó que los ríos eran suyos y desecó sus vientres.
Pensó que los árboles era suyos y los arrancó de la tierra.

Un día el hombre pensó en el pájaro que cubrían las nubes,
y los abatió de un disparo y ocupó su linaje.
Pensó en la guerra y construyó las defensas.
la espada terrible, el febril bombardero.

Un día leí sobre el hombre cuando era hombre,
antes de que la sinrazón le cubriese de sangre.

martes, 29 de octubre de 2013

RECETA PARA HACER UN PRESIDENTE


Coloque, usted, un tronco en un sillón. 
No importa ni su tamaño, ni su decrépito origen.
Sazone, con pelotas y mamones insufribles, la base del tocón.
Déjele macerar un año y verá como de ese tronco, 
nacerá una vara alta y cimbreante,
que golpeará al pueblo que le amamanta.
De la receta, no pongo ejemplos. Son evidentes.




lunes, 28 de octubre de 2013

La última hoja


José Cercas "Los marcados días de la lluvia"
Foto: Fran de la Cruz

La hoja terrenal, madura y blanquecina,
se desliza, con el viento, por las alturas.
-Una vez más y seré libre- Piensa,
mientras la suavidad de la brisa la eleva
hacia la lejana altivez de la nube.
Debajo, su árbol natal, la naturaleza.
Debajo, el bosque que afirma su vínculo de hierro.
Debajo, el candor del suspiro que llama a los enamorados.
Debajo, la sementera que fluye bajo la sórdida afonía del agua.

La hoja terrenal, sigue su viaje,
ahora roza y lame el vértigo de los pájaros.
Avista el humo que cubre los tejados.
El otoño que silba su vocabulario en la noche.
El ardor de la casas que fluye por las ventanas.
La farola que se enciende a lo lejos
y unos niños que cantan bajo la luna.

¡Llueve!
Las gotas tocan su pecho reseco,
se siente frágil y cae sobre la tierra.
Ahora vuelve, para siempre, al polvo sin la vida.

sábado, 26 de octubre de 2013

PUEDE


José Cercas. Los marcados días de la lluvia.


Puede que mi corazón vague perdido 
por las calles que antaño vestías de luz;
o que me roben los versos,
las hadas de la tarde;
o que pierda la última sílaba,
en la última voluntad de tenerte,
en este último poema que te escribo.

Puede que te mire y ya no sepa hacerlo como antes,
y que se detenga, la vida, en el recuerdo de tus labios.
Sé que en el invierno, a la luz de las hogueras,
los poetas leen: hojas de hierba de Walt Whitman.
Sé que en el calor de las noches del verano,
los poetas buscan los besos perdidos.
Sé que en el fragor de la primavera,
los poetas intuyen tu lucha por no recordarme.
Sé que viene, quedamente, el otoño,

Puede que yo te quisiera
Ahora lo recuerdo, es cierto
Puede...

viernes, 25 de octubre de 2013

LAS CRÓNICAS DE GONZANARNIA



Mire usted, Señor González: Uno espera, o puede esperar, que la derecha más rancia de Europa "lease la que nos gobierna", haga estos aspavientos de exaltación a la persona. Uno espera de usted "perdón por cambiar el tiempo verbal" esperaba, quise decir "Señor presidente socialista que fue de este país", que hiciera una fundación para ayudar a las familias desahuciadas, o para ayudar a las que pasan hambre por culpa de tantos y tantos gobiernos desgobernados que hemos sufrido. ¿Pero una fundación para estudiar su figura?, ¿cual figura?: la de antes de la pana y el puño en alto, o la de ahora de sus joyas y sus escopetas. Como siga por este camino, pronto exigirá a los gobiernos futuros que pongan su careto en las escuelas, sí, allí donde antes había crucifijos, y ya de paso, que los niños entonen algún tipo de himno, antes de entrar en clase, que ensalce sus hazañas "patrióticamente" patéticas. ¡Pa habernos matao!" Señor González, no para usted de sorprenderme.



Felipe González crea una fundación para estudiar su figurahttp://www.elmundo.es/espana/2013/10/25/526a23f163fd3de3408b4586.html

jueves, 24 de octubre de 2013

Este blog hoy está luchando



Pinchar aquí par oírlo cantado por Silvia Occorso.---Poema Basta cantando por Silvia Occorso

BASTA de José Cercas

Sonrío porque en sonreír me va la vida,

porque mi amigo dice basta,

porque el amigo de mi amigo dice basta.

Sonrío porque mis labios escriben basta en un beso,

porque los labios del individuo escriben besos en un basta.

Sonrío porque veo un río de labios que dicen basta,

porque la palabra “basta” alimenta el aire

y lo llena de fonemas que dicen basta.

Yo sonrío y en la calle escribo versos que caminan,

que danzan, que se abrazan

y que escuchan decir como el pueblo dice basta.

Sonrío porque yo también digo basta,

porque cuando escribo basta, digo democracia real

con mis palabras.

domingo, 20 de octubre de 2013

EL LARGO VIAJE

EL LARGO VIAJE
De José Cercas Domínguez


Después de un largo viaje, regreso a casa, 
en cada esquina se me aparece, como de pronto, 
la soledad, los recuerdos, 
el tiempo perdido en imaginarte.
En cada habitación de mi memoria,
los versos escondidos que una vez
quisieron escribir un poema… tu poema.
Abro la ventana y la luz
se enfrenta a los visillos que el viento mece.
En ellos la calidez de otros días,
recordando como tus manos,
dibujaban mariposas de sombras en mi cara.
Tu sonrisa llamando al beso
desde orillas sin nombre.
¿Qué nos queda, amor, que queda de aquello?:
Tan solo un recuerdo,
fugitivas miradas cuando se encuentran,
un cárdeno adiós sin memoria,
un giro de cabeza alejándose,
buscando el contacto de lo no escrito,
un sutil parpadeo,
una sonrisa que me hiela la sangre
o una palabra que se columpia en los labios.

Regreso a casa de nuevo,
a esa casa derrotada en el viejo barrio,
donde habita tu soledad,
bañándose en lágrimas, con mis besos.

viernes, 18 de octubre de 2013

A todas las mujeres que luchan contra el cáncer de mama



Entrego este pañuelo para el combate. 


A todas las mujeres que luchan contra el cáncer de mama.





Y cuando me di por vencido, 
cuando ya no creía ni en nada, ni en nadie
para seguir en el camino, te encontré a ti,
agitando tus alas de Fénix sobre las cenizas,
con tus ojos cubiertos de limo
iluminados por la vida.
Con los labios de la aventura
iluminados, también, por la vida.
Con cadenas y anclas, dueñas del hierro,
aferradas a las duras piedras de la vida.

Déjame, por tanto, besarte desde este poema
que recorre la brisa y la penumbra
con la lucha diaria por mantenerse en el aire,
con el contacto de sus versos,
buscando unos ojos cautivos
en el décimo horizonte de la osadía.

Déjame, por tanto, observarte desde este aguacero:
¡Oh, paloma sideral!
¡Oh, águila imperial que se prepara para el combate!
¡Oh, fuente de la tierra!
¡Oh, manantial donde se agita la tristeza!

Déjame que te observe desde este aguacero:
Desde este paisaje que nos ocupa.
Desde la tosca heredad que nos entrega
su rostro de barro.
Desde la existencia común de los mortales.

No creía en nada ni en nadie
y te encontré, a ti, cubierta de vida.

Poema: José cercas
Fotografía: Fran de la Cruz
Modelo: Saray

jueves, 17 de octubre de 2013

Mi madre y su reloj



Mi madre, día tras día, mira el reloj del pasado:
Tic-tac -Le dice, desde sus agujas, el reloj que besa el tiempo-.
Mi madre lo mira con la avidez de la vida.
Con cada minuto fija sus párpados al pensamiento,
Con cada hora queda su memoria cubierta de ausencias.
Mi madre mira el reloj de luz que ama la tierra:
Tic-tac -Le dice, desde sus agujas, el reloj que besa el tiempo-.

lunes, 14 de octubre de 2013

ME DICEN


Me comentan que te fuiste,
que ya no habita en tus pupilas la algarabía
y que en los estantes se posan los días inertes,
aquellos que los años no mencionan.
Me dicen que escribiste un poema
sobre la puerta cerrada del averno,
que llevabas en tus manos el mármol frío
y un beso que te hablaba de la vida.
Me comentan que retrocedió tu mirada,
que dejaste impregnada la tierra
con una sonrisa de espejos rotos
y que una canción de amor abandonó tu cabello.
Me dicen que abriste celosías
y que pájaros de agua batieron sus alas
bajo el asombro de tus párpados
cuando un beso validó la primavera.
Me comentan que tienes frío,
que en tus noches tiritan los recuerdos
y que desde tu mesilla te habla triste,
en vocablos perdidos, mi retrato.

jueves, 10 de octubre de 2013

MUERTE EN LAMPEDUSA



RECUERDA que no fue un sueño

cuando en la noche más oscura de todas,
vinieron desde la profundidad del fuego 
y visitaron,
la sangre antigua de tu pueblo.

Allí, calladamente, yacía tu madre
con una honda herida en su vientre de luna.
Allí, calladamente, yacía la madre de tu madre
marcada, a hierro, por la tierra y el aire.
Más tarde, el grito, la lágrima y la ira,
la huida terrible, hacia la hostilidad del agua...
fue entonces, cuando la mar se llevó
tu corazón en Lampedusa.

miércoles, 9 de octubre de 2013

jueves, 3 de octubre de 2013

Poema en mi voz, sobre Siria, para Canal Extremadura Radio


Buscad, en la otra orilla, la causa del llanto.
Buscad, en la sangre, el cauce de los vientres,
buscad, en la vida, el murmullo de las vanidades,
la esencia de la ira, los abrazos de la madre muerta.

En esta orilla, advertid el martillo,
a los banqueros que ríen detrás de los escapularios.
Al hombre que juega a ser gigante
con el sudor del aire, que viene de lejos.

¡Vivís, pero sabed, que estáis todos muertos!:
En paralelo la muerte se viste de doncella,
y vuela a lomos del cóndor que devora la peste.
¡Vivís, pero saber, que estáis todos muertos!.

Sabed, pues, de la orilla que muerde las palabras.
Sabed del petróleo que amamanta la avaricia.
Sabed de los ojos que miran las frentes de los inocentes.
Sabed de la tierra dividida, de las manos en las trincheras.
Sabed de la tierra que grita bajo el fondo terrenal de las cosas,
de la sangre que intuye el sonido del disparo.
¡Sabed de la sangre! ¡Sabed de la Sangre!
Sabed de esa sangre que brota en el corazón del individuo.
Sabed como emana, de la bomba, la pestilencia del agua,
del humo que cubre la orilla de los niños,
del murmullo de las escuelas mutantes,
de las astillas, de las librerías que muerden los libros ¡Sabed de esa sangre!
Escucha este grito ¡oh vieja Europa! ¡Oh casa oscura de las américas!
¡oh malditos señores del dinero!
Sabed de este pueblo donde sangra la niña de Siria.
Sabed de todos los pueblos que sangran, de todas las niñas, de todas las orillas.
¡Malditos seáis señores del diluvio!
¡Sabed del PUEBLO
que os apunta, directamente, desde estos versos!
¡Vivís, pero sabed, que estáis todos muertos!.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Seguimos





Así te amaba yo,
como a hojas tristes que, rotas,
lloran bajo los cascos alados de jóvenes jinetes
que parten hacia la vida.
Como al crepúsculo que se muere por tus ojos
en la noche oscura donde se intuye tu derrota,
en el beso que huyó vencido.
Así te amaba yo.
Pero dejé de oír tu voz quebrada,
de beber en tus vasos de porcelana fría,
de sentir la vida de tus ojos
y de tomar el néctar de tus labios ,
que se hundieron, lamiendo la quimera.
Así te amaba yo;
ya se cansó mi voz de esperarte
en el lecho callado de la ausencia
y en el ocaso frío de tu aliento;
de no amanecerte se quebró mi voz,
pero aún así te amaba, ¡sí!,
así te amaba yo.

José Cercas. "Los versos de la ausencia y la derrota" 2009








domingo, 22 de septiembre de 2013

LIMBO Y OTROS POEMAS DE ADAS SALAS EN VALENCIA. RECOMIENDO







Ada Salas presentará su nuevo poemario en Valencia. Os lo recomiendo.


jueves, 19 de septiembre de 2013

Otoño





Otra vez el otoño;
vuelven las tardes ocres, el color triste de tus ojos,
las miradas perdidas, taciturnas,
y los días que, marchitos,
tiritan en los calendarios;
vuelven desde el otoño más remoto, besando el tiempo,
ahora, cuando todo lo convierten y lo derrotan;

Nos miramos y, sin decir nada,
sabemos que es nuestro
y que se manifiesta desde los párpados, ya vacíos, del verano.

¿Te acuerdas, mujer, de aquellos otoños de tus labios?
Un beso lo cubría todo y una caricia todo lo explicaba…

¡Oh! aquellas caricias de nuestros tiempos,
de aquellas calles sin arrugas,
de aquellas estaciones sin crepúsculos…

¡Ya pasaron!
¡Y otra vez el otoño viene buscando la vida!

martes, 17 de septiembre de 2013

SEPTIEMBRE



Septiembre, en mis ojos;
la esfera luminaria de poniente
llora con sus colores pardos;
las campanas elevan sus senos de bronce
y convocan a los vivos para llorar el luto
por aquellos que el tiempo arropa.
Las vides, en sílabas abiertas,
pregonan la vendimia
y, postradas en la tierra, aguardan
a que el otoño las vista sepias.
Cuerpos envejecidos, desnudos,
besan los caminos de octubre
dejando atrás la risa amortajada
que murió con el iris almendra del verano.

sábado, 14 de septiembre de 2013


No conozco ninguna ideología que tenga por bandera el cien 



por cien de la verdad, dejemos pues, a la tolerancia, batirse 



en duelo con ella misma por las libertades y los principios 



elementales de la humanidad.

martes, 10 de septiembre de 2013

CANCIÓN URGENTE A UN CADÁVER ADOLESCENTE (A LAS MUJERES ASESINADAS EN CIUDAD JUAREZ)

Nadie te destacó entre las sombras,
a ti que jugabas con la tierra
a ser la parte indivisible del barro.
A ti que te escondías para descubrir, en los labios,
los secretos del asombro,  
la voz de la primavera entre los dientes y el beso.

Nunca llegaste más tarde de la alegría,
ni tan siquiera fuiste la cenicienta, 
aquella de los ojos claros y el corazón ausente. 
Tu cometa nunca subió a lo más alto del vuelo,
ni construiste castillos de mazapán sobre la mesa.
Nunca tus labios recorrieron el improperio
más allá del silencio acristalado de tu casa.


Pero te llevaron a la selva más amarga de la noche,
donde las hienas de voz en sangre 
lamen, a sus presas, antes de devorarlas.
Tomaron, de tus carnes, la más adolescente,
la carne más urgente de tu cuerpo de niña.
y hundieron el deseo en tus senos blancos
también la saliva y el  improperio 
probaron, entonces, de tu cadáver el tacto perdido.
Nadie te destacó entre las sombras
pero tu cuerpo mancillado tiritó 
sobre la tierra fría del crepúsculo.