viernes, 11 de junio de 2010

Porque tú me miras





Yo escribo
porque el suspiro agita su cola de viento;
porque, en el mar, se sigue
estrellando la bruma impenetrable.

Escribo porque tú me miras.
Escribo porque así lo precioso
desde la profunda exposición de un beso;
porque la vida sigue buscando tu inocencia
en los recónditos lugares de la derrota.


Yo escribo porque en mis venas fluye
la infiel juventud que, dormida, espera
en el arcano baúl del instante.

Escribo porque te miro.
Escribo porque así me lo pide el aire que exhalo,
los ojos con los que observo la heredad,
donde palpitan, serenos, los corazones;

Escribo porque, en tus labios, intuyo
el agua que combate la sed de estos versos,

Yo escribo
porque, tú y yo nos miramos.

1 comentario:

  1. ¡Precioso poema josé!
    Gracias por compartirlo.
    Un saludo,
    María

    ResponderEliminar