martes, 16 de julio de 2013

ASÍ LA ESPAÑA QUE TE CUENTO (Canto de un poeta muy cabreado)



ASÍ LA ESPAÑA QUE TE CUENTO
(Canto de un poeta muy cabreado)


Así la España de mi España:
Como un cielo de auroras rotas
mecidas por el canto juvenil de la oferta.
Como un cielo de lenguas zafias
que liban la sangre de la luna.
Como un cielo de hipotecas, todas al unísono,
demandando la cruda realidad de los banqueros.
Como un cielo de antenas televisivas
anunciando las generaciones
de los mártires del compadreo y sus miserias.

En esta España de mi España:
Va la vida rondando escaleras abajo,
buscando en los bolsillos del otro
el arca de la alianza, el cáliz de la avidez,
y las oportunidades que lanzan los centro del improperio.
Más hipotecas, más inmundicias,
que pagaran los nietos de los nietos.
Más risas detrás de las enjauladas cristaleras.
Más viajes a Suiza de las cuatro estaciones,
la de las cuentas que te cuento.

Así la España de mi España:
tierra firme golpeada por el mazo del hormigón,
edificios que levantan sus pezuñas hipotecarias,
revistas que anuncian
que el dueño del dinero
es dueño, también, del toro que engendra tu pecho entristecido,
que amanece en ardiente lecho
con la señora de la aventura y la codicia.
Cárceles llenas del pan que canta a la luna,
pechos que se adivinan en las televisiones del vicio.

Así la España de mi España:
Con herida profunda
libada por la crisis que genera el fango del banquero,
políticos que gritan en la cacería
que la culpa es tuya, solo tuya
por ser pueblo.
Mientras ellos esnifan, entre sus sobres,

la vieja herida, siempre abierta, del obrero.

Así la España de mi España:
Así la España que te cuento.


1 comentario:

  1. Desgraciadamente así es.

    Con su permiso, comparto en google.

    Saludos.

    ResponderEliminar